• Home
  • News Center
  • No deje que una “Retención de autorización” lo esclavice

No deje que una “Retención de autorización” lo esclavice

2/10/2012

Bookmark & Share
  • MySpace
  • Digg
  • Delicious
  • StumbleUpon

Arlington, VA. 2 de febrero de 2012. El crédito es una conveniencia; le permite cargar el costo de una comida a su tarjeta de crédito, pagar un electrodoméstico con un plan de pagos u obtener un préstamo para comprar una casa. Con el crédito puede realizar una compra cuando no tiene dinero en efectivo y disfrutar de la compra mientras paga por ella.
Sin embargo, cuando sale a cenar o pasa la noche en un hotel es importante tener en cuenta lo que la industria bancaria denomina una “retención de autorización”. 

Este problema la identificó por primera vez BBB del Sur de Arizona cuando un cliente se quejó de que un restaurante realizó el cargo de su factura más 20%, aún cuando le había dejado una propina en efectivo a la persona que le atendió. Al realizar la investigación, la Especialista en Resolución de Disputas, Micaela Clubb, descubrió que es una práctica común.

Funciona de la siguiente manera: supongamos que su factura del restaurante es de $100 y usted entrega su tarjeta de crédito a la persona que le atendió. Cuando realizan el cargo a la tarjeta, le colocan una retención de autorización a su cuenta por $120, pues asumen que va a añadir una buena propina al pago de la factura, pero en cambio, usted deja la propina en efectivo sobre la mesa. Sin embargo, su banco o compañía de tarjeta de crédito “retiene” esos $120 por un par de días hasta que se procesa la cantidad real,y eso significa que usted no tiene acceso a esos $20. Si está cerca de su límite de crédito, podría significar que le rechacen una compra. Si utilizó una tarjeta de débito, esto podría significar un cheque sin fondos y comisiones por sobregiro.

Ahora imagine que es una estancia en un hotel. Se registró y entregó una tarjeta de crédito en la recepción. Ellos colocan una retención de autorización a su tarjeta por lo que consideran que será su factura total (precio de la habitación, impuestos, gastos varios). Si se aloja durante varias noches, esto equivaldría a una gran cantidad de dinero a la que ya no tendrá acceso y, cuando viaja, esto puede ser un gran problema.

Los procesadores de tarjetas de crédito disuaden a los proveedores de hacer este tipo de retenciones, pero son perfectamente legítimas, siempre y cuando el proveedor notifique a los clientes sobre esta práctica. BBB recomienda a los consumidores llevar un control en línea de su crédito y cuentas bancarias, especialmente cuando viajan, y leer la letra pequeña de los contratos de hotel. Cuando sale a comer, pague el total de la factura y la propina con tarjeta de crédito o en efectivo, pero no utilice ambas formas de pago. Y siempre que sea posible, mantenga un “colchón” de fondos disponibles en las tarjetas de crédito mediante el pago regular del saldo.

Para obtener más información confiable para el consumidor, visite www.bbb.org/news.
Average Rating | Rate It
Tagged under |

z