• Home
  • News Center
  • FTC - Comprando Tiempo: Información sobre Tarjetas Telefónicas Prepagadas

FTC - Comprando Tiempo: Información sobre Tarjetas Telefónicas Prepagadas

3/1/2006

Bookmark & Share
  • MySpace
  • Digg
  • Delicious
  • StumbleUpon

FTC Logo This information is provided under a cooperative agreement between the Better Business Bureau and the U. S. Federal Trade Commission (FTC), which has prepared this information.

Información de la FTC para Consumidores

Comprando Tiempo: Información sobre Tarjetas Telefónicas Prepagadas

Buying Time: The Facts About Pre-Paid Phone Cards

Las tarjetas telefónicas prepagadas representan un período de tiempo para hablar por teléfono que usted compra por adelantado. Usted paga desde $5 hasta $15 o más por adelantado a cambio de tiempo telefónico para hacer llamadas locales o de larga distancia; la cantidad de tiempo comprado depende de la tarifa-por-minuto cobrada. Para muchas personas, este sistema de llamadas telefónicas prepagadas resulta muy conveniente. El tiempo telefónico se paga anticipadamente; la tarjeta puede utilizarse desde cualquier teléfono y no hay necesidad de acordarse de llevar cambio o pagar las facturas posteriormente.

Pero la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC), la agencia nacional de protección del consumidor, dice que las tarjetas telefónicas prepagadas pueden tener costos escondidos u ocultos. Como usted paga por adelantado, si descubre un problema al tratar de utilizar la tarjeta es posible que se quede sin el dinero – y sin suerte para recuperarlo. Esta es la gran diferencia entre las tarjetas telefónicas prepagadas y las tarjetas para llamadas de larga distancia tradicionales, ya que en este último sistema los cargos aparecen recién cuando usted hace la llamada.

En sus comienzos, las tarjetas telefónicas prepagadas se comercializaban como artículos novedosos, ahora estas tarjetas se venden corrientemente en puestos de diarios, kioscos, oficinas de correo, agencias de viaje, pequeñas tiendas y almacenes de alimentos y artículos generales. Estas tarjetas son utilizadas principalmente por viajeros, estudiantes, personas que llaman con frecuencia al exterior del país y por todos aquellos que tal vez no posean un servicio telefónico de larga distancia. Algunas tarjetas telefónicas prepagadas pueden ser recargadas, usualmente, esto se realiza por medio de un costo adicional cargado a su tarjeta de crédito. Algunas tarjetas tienen características avanzadas, como por ejemplo discado rápido para los números que son marcados con frecuencia y un resumen de la actividad en el que se detallan los números a los que se efectuaron las llamadas, lo cual puede ser muy útil para fines comerciales.

Cuando usted compra una tarjeta algunos emisores de tarjetas telefónicas prepagadas también le suministran un número de reemplazo indicado en un documento por separado y, en caso de que pierda o le roben la tarjeta, usted puede darle este número al emisor para recuperar el tiempo de llamadas que no haya utilizado.

Cómo Funcionan las Tarjetas Telefónicas Prepagadas
En la mayoría de las tarjetas telefónicas prepagadas se indica un número telefónico de acceso gratuito y un número de identificación personal (PIN). Las compañías de tarjetas telefónicas prepagadas tienen computadoras que utilizan su número PIN para hacer el seguimiento del uso de su tarjeta - cuánto tiempo tiene en su tarjeta ya sea computado en minutos o unidades. Para hacer una llamada telefónica, usted marca el número de acceso, ingresa su número PIN y cuando escucha la instrucción para proceder, marca el número de teléfono de la persona con la que desea comunicarse. Por medio de un mensaje transmitido por la computadora se le indica cuanto tiempo – o cuantas unidades – le quedan en su tarjeta y cómo utilizar otras características ofrecidas por la tarjeta. Usualmente, cada unidad equivale a un minuto de llamada local. Cuando haya consumido todos los minutos disponibles, si su tarjeta telefónica prepagada no puede ser recargada – vale decir si no puede comprar telefónicamente minutos adicionales para la tarjeta – tendrá que comprar otra.

Para garantizar el funcionamiento de su tarjeta telefónica intervienen varios participantes:

  • Las compañías de servicio telefónico (carriers) son responsables de las líneas telefónicas a través de las cuales se realizan las llamadas.
  • Los revendedores les compran minutos telefónicos a las compañías de servicio telefónico.
  • Los emisores establecen las tarifas y proveen números gratuitos de servicio al cliente y números de acceso.
  • Los distribuidores obtienen las tarjetas para vendérselas a los comerciantes minoristas.
  • Los comerciantes minoristas venden las tarjetas al público.

Posiblemente las compañías de servicio telefónico y los revendedores no se hagan responsables por los problemas que se le presenten con la tarjeta, a menos que el emisor de la tarjeta sea la compañía telefónica o el revendedor.

Cuando compre una tarjeta telefónica prepagada en una tienda, es importante que tenga presente que la tienda no controla la calidad del servicio. Para estar seguro de que recibirá exactamente aquello por lo que está pagando, primero puede comprar una tarjeta de denominación baja para probar la calidad del servicio y consultar con amigos o familiares para averiguar sobre sus experiencias con la tarjeta.

Preocupaciones de los Consumidores
Como cada vez más personas compran y utilizan estas tarjetas prepagadas, algunas quejas de consumidores están saliendo a la luz:

  • Números de acceso o números PIN que no funcionan.
  • Emisores que dejan de operar, dejando a los consumidores con una tarjeta inservible.
  • Números telefónicos de servicio al cliente que están siempre ocupados o que sencillamente no funcionan.
  • Números telefónicos de acceso gratuito que están constantemente ocupados impidiendo el uso de la tarjeta.
  • Tarifas más altas que las anunciadas o promocionadas.
  • Cargos de conexión, impuestos y sobrecargos no declarados.
  • Tarjetas que debitan minutos o unidades aún cuando no se produce la conexión con el número marcado.
  • Baja calidad de las conexiones.

Cómo Comprar Tiempo y Calidad
Los consumidores pueden evitar muchos de estos problemas - y ganar tranquilidad - planificando por adelantado. Aunque muchas veces la compra de una tarjeta telefónica prepagada es un acto impulsivo, usted puede evitarse disgustos verificando algunas cosas por adelantado:

Averigüe si el vendedor minorista responderá por la tarjeta en caso de que el servicio telefónico sea insatisfactorio.

Busque las tarifas de las llamadas nacionales e internacionales en la envoltura de la tarjeta o en la máquina expendedora. Estas tarifas pueden variar dependiendo del lugar al que llame. Si no puede encontrar la tarifa, comuníquese con el número de teléfono del servicio al cliente.

La industria de tarjetas telefónicas prepagadas es altamente competitiva. Pero las tarjetas que ofrecen tarifas demasiado bajas, particularmente para las comunicaciones internacionales, pueden estar indicando un servicio al cliente poco satisfactorio.

Además de fijarse en la tarifa por minuto o por unidad, busque información sobre sobrecargos, cargos mensuales, acceso por llamada y demás cargos similares. Algunas tarjetas agregan un sobrecargo por el primer minuto de uso. Otras tarjetas cobran un cargo de activación para recargarlas.

Verifique la fecha de vencimiento o expiración de la tarjeta. La mayoría de las tarjetas tiene un año de validez a partir del momento en que son utilizadas por primera vez. Si no se indica una fecha de expiración, generalmente se considera que la tarjeta es “válida” hasta que se termine de utilizar el tiempo telefónico.

Busque un número de acceso gratuito para el servicio al cliente. Si la línea del servicio al cliente no es gratuita o si no se indica ningún número, es posible que le resulte difícil comunicarse con la compañía si tiene un problema con la tarjeta. Una línea de servicio al cliente que siempre está ocupada podría ser una señal de posible estafa.

Asegúrese de que la tarjeta incluya instrucciones comprensibles.

Asegúrese de que la tarjeta venga dentro de un sobre sellado o que tenga una etiqueta adhesiva que cubra el número PIN. De lo contrario, cualquier persona que copie el número PIN puede utilizar el tiempo telefónico que usted ya pagó.

Pida referencias a amigos y familiares sobre la tarjeta que está pensando comprar.
Cuando consulte a sus amigos o familiares sobre sus experiencias, considere las siguientes preguntas:

• ¿Le cobran por una llamada si nadie responde o cuando la línea está ocupada?
• ¿Hay un cargo mínimo por cada llamada? Por ejemplo, ¿le cobran un cargo mínimo de tres minutos aunque la llamada dure 30 segundos?
• ¿Está el número de acceso constantemente ocupado imposibilitando la comunicación?

Venta de Tarjetas
Si usted desea distribuir tarjetas telefónicas prepagadas o venderlas en su tienda se aplican estas mismas consideraciones. Pídale al distribuidor las referencias de la compañía que provee el tiempo telefónico y trate de determinar si las tarifas ofrecidas son competitivas. Las tarifas muy muy bajas pueden resultar en un servicio de poca calidad y los bajos costos pueden estar contrarrestados por cargos escondidos. Si las tarjetas no funcionan, es probable que los consumidores vuelvan a su tienda esperando un reintegro.

Para más Información
Si aún después de haberse comunicado con número del servicio al cliente su tarjeta no funciona, llame o escriba a las siguientes organizaciones:

  • Departamento de Asuntos del Consumidor local o Fiscal General estatal.
  • Oficina local de BBB para presentar una queja u obtener información sobre la experiencia de otros clientes.

La FTC trabaja en favor del consumidor para la prevención de prácticas comerciales fraudulentas, engañosas y desleales y para proveer información de utilidad al consumidor con el objetivo de identificar, detener y evitar dichas prácticas. Para presentar una queja o para obtener información gratuita sobre temas de interés del consumidor visite www.ftc.gov/espanol o llame sin cargo al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357); TTY: 1-866-653-4261. La FTC ingresa todas las quejas relacionadas a fraudes de Internet y sistema de telemercadeo, robo de identidad y otras quejas sobre prácticas fraudulentas a una base de datos segura llamada Centinela del Consumidor (Consumer Sentinel) que se encuentra a disposición de cientos de agencias de cumplimiento de las leyes civiles y penales en los Estados Unidos y en el extranjero.

Marzo de 2006

 
This information is provided under a cooperative agreement between the Better Business Bureau and the U. S. Federal Trade Commission (FTC), which has prepared this information. The FTC works to prevent fraudulent, deceptive and unfair business practices in the marketplace and to provide information to help consumers spot, stop, and avoid these practices. To learn more about the FTC and its services, visit www.ftc.gov or call toll-free, 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357); TTY: 1-866-653-4261. 
 

 

Average Rating | Rate It
Tagged under |

z